Debo dinero a Cofidis ¿Me puede embargar?

Existen diversidad de empresas crediticias operando a lo largo y ancho del territorio español. Pero una de las que más ha crecido en popularidad en los últimos años es Cofidis. Una empresa con sede en Francia que opera a distancia. Esta se encuentra regulada por todos los entes correspondientes, incluyendo la Asociación Nacional de Entidades Financieras (ASNEF).

Debido a la popularidad que ha ganado Cofidis gracias a sus anuncios publicitarios, son cada vez más personas las que solicitan créditos con ellos. Sin embargo, a muchos les ocurren que por circunstancias ajenas a su control, no pueden pagar a tiempo la deuda que han adquirido y los riesgos que esto implica pueden llegar a ser altos.

¿Qué pasa si he dejado de pagar a Cofidis?

En primer lugar se debe estar consciente que al solicitar el crédito con la entidad, el acreditado firma un contrato en donde se compromete a reembolsar el dinero prestado en el plazo de tiempo acordado. Por lo que se adquiere una obligación legal con la empresa.

El procedimiento de Cofidis es mandar avisos de mora durante los primeros dos meses de retraso, en los cuales además, se aplicarán intereses a la deuda según lo acordado en el contrato firmado. Estos intereses irán acrecentando la deuda significativamente a medida que vaya pasando el tiempo, por lo que si se ha dejado de pagar, el primer paso es intentar llegar a un acuerdo con la empresa para evitar que esta deuda siga creciendo y la situación empeore.

Cofidis por lo general prefiere llegar a acuerdos con los deudores antes de aplicar otros métodos, por lo que existe una alta posibilidad de arreglar la situación simplemente conversando con los representantes de la empresa. De igual manera es importante considerar que al no pagar el crédito, tu nombre será incluido dentro de la lista negra de ASNEF, lo que puede complicar gravemente tu futuro económico, puesto a que no podrás optar por nuevos créditos para proyectos que requieran financiación externa.

He dejado de pagar a Cofidis por más de tres meses ¿me puede embargar?

Cofidis directamente no puede hacerlo, no tiene la capacidad legal para llevar a cabo esta acción. Sin embargo, al cumplirse tres meses de mora, la empresa tiene el derecho legal de presentar una demanda judicial y en esta, un juez puede decretar el embargo de los bienes.

Cabe destacar que debido en gran parte a los altos costos que implica una resolución por medio de juicios, Cofidis tiende a otorgar a sus acreditados, un plazo de seis meses para que estos paguen la deuda que poseen o lleguen a un acuerdo con ellos antes de decidirse a presentar la reclamación judicial.

Han ocurrido casos en que Cofidis ha llevado a juicio a sus acreditados y estos han ganado la demanda a causa de los altos intereses cobrados por la empresa, los cuales pueden llegar a superar en gran medida a la deuda original. No obstante, estos casos son muy raros y los gastos legales que conlleva un juicio pueden llegar a ser muy altos, por lo que es importante intentar solucionar la situación bajo acuerdos y sin mayores riesgos.

Recomendaciones si se adquiere un préstamo con Cofidis

Cuando se solicita un préstamo, se debe estar consciente de las implicaciones que esto conlleva, por lo cual es necesario tomar en cuenta algunas consideraciones en caso de presentarse inconvenientes que impidan cancelar la deuda.

Llevar un registro de los comprobantes

Contar con un buen control de cada uno de los comprobantes de pago es vital en caso de presentarse cualquier inconveniente. Aunque la empresa suele llevar su propio registro, es necesario contar con uno propio para poder demostrar que se han hecho correctamente los pagos en caso de existir sospechas de un error o cualquier otra eventualidad.

Crear un presupuesto realista

De darse la situación en que existan contratiempos que eviten que se pueda cancelar la deuda en el plazo estipulado, es necesario crear un presupuesto con condiciones realistas. Limitar gastos y evaluar las opciones con las que se disponen para poder cumplir con los pagos. De esta manera se puede establecer una planificación que permita llegar a un acuerdo con la empresa.

Demuestra tu intención de pagar

Antes de que las cosas avancen a mayores niveles y acabe todo en un juicio, es importante intentar llegar a un acuerdo con la empresa. Para ello es esencial proyectar una buena imagen y el deseo de querer cumplir con la deuda adquirida. La capacidad de comunicación y de negociación será la clave para lograr una solución rápida al problema.

Deja un comentario