Qué pasa sino pago una multa del ayuntamiento

El ayuntamiento es un órgano de gobierno administrativo, conformados por el alcalde y los concejales, y este a su vez se encuentra más cercano a los ciudadanos. También es un órgano de control que puede aportar orden en la sociedad a través del Cuerpo Nacional de Policía

Todas las actividades que debe ejercer un Ayuntamiento se encuentran establecidas en la Ley 7/1985 del 2 abril, en el apartado correspondiente a las competencias que se ubican en el Capítulo III.

¿Cuáles son las sanciones más habituales impuestas por los ayuntamientos?

Algunas de las sanciones más frecuentes impuestas por los ayuntamientos españoles son:

  • Las de aparcamiento (en zona limitada o por doble fila) que suponen hasta un 65% de las multas.
  • De segundo les siguen las de velocidad.
  • Y posteriormente la que se comete al utilizar el teléfono celular.

¿Qué pasa sino pago la multa ?

Si estás dentro del término estipulado por la ley y te niegas a pagarla pueden embargarte la cuenta. De lo contrario no. Sin embargo, ante la fuerte carga de trabajo que tienen los ayuntamientos puede que no lleguen a cobrarte la multa, esto suele pasar habitualmente por lo dicho anteriormente.

Si ocurre que no llegan a cobrarte la multa, estás de suerte.

A continuación, te brindaré algunos consejos que puedes aplicar cuando el ayuntamiento no hace bien su trabajo y así puedas salir ileso ante una multa:

Cuando te la comunican fuera de tiempo:

De acuerdo a la ley existen varios tiempos para que la administración te pueda comunicar acerca de las infracciones que cometiste:

  • Las leves deben ser comunicadas en un plazo de 3 meses, por ejemplo: (las de estacionamiento limitado).
  • Las graves deben ser comunicadas en un plazo de 6 meses (Hablar por teléfono celular).
  • Las muy graves deben ser comunicadas en un plazo de un año (Exceso de velocidad).

Una vez transcurrido el tiempo establecido por la ley, puedes alegar que el tiempo ha prescrito y no puedes pagarla.

La multa tiene los datos incorrectos:

Debes fijarte bien si en la multa que te han impuesto aparecen los datos de tu vehículo correctamente, tales como:

  • Matrícula.
  • Marca.
  • Color.
  • Momento y lugar exactos de la infracción.

Si te llega a suceder esto, la multa queda invalidada, sin embargo, ellos volverán a enviártela corregida.

Esto solo lo puedes usar para ganar tiempo y también puede ayudarte a que la multa prescriba.

El agente que te impuso la multa no ratifica su versión:

Una vez que te han impuesto una multa, puedes recurrirla solicitando las pruebas que te incriminan. El agente deberá corroborar con la información, y para eso debe realizar un nuevo informe en donde ratifica su versión.

Si el agente no puede llegar a ratificar su versión ya sea porque se le haya extraviado el expediente puedes recurrir nuevamente por falta de prueba. O si de repente no lo hace en el tiempo establecido, la multa puede caducar.

Señalan los expertos que a través de este fallo se ganan muchos recursos de multas.

Casos en los cuales no te puedes librar de una multa:

  1. Cuando aparcas mal.
  2. Cuando dejas el vehículo en doble fila en un vado.
  3. Te pilla un radar.
  4. Llevas el vehículo en mal estado o te falta algún documento.
  5. Cuando hablas por teléfono celular.

Es por eso, que a la hora de transitar con tu vehículo, es necesario que tomes en cuenta todos los casos mencionados anteriormente, ya que de esta manera podrás evitar pasar por un momento tan desagradable.

Deja un comentario