Modelo de recurso de apelación

Las resoluciones proclamadas por un tribunal pueden ser revisadas y devueltas por uno superior, si este considera que la misma no fue la correcta. Esta acción se produce bajo lo que se denomina como recurso de apelación.

La característica principal de este recurso es que el tribunal superior a cargo de la revisión de las pruebas y la decisión de fondo tomada por el anterior, no podrá aceptar nuevas pruebas o argumentos durante esta evaluación, se limitará solo a lo expuesto en la primera instancia, después de todo se trata de una revisión del mismo caso.

Este recurso puede ser aplicable en todas las jurisdicciones, sin embargo, los más comunes se encuentran en el ámbito penal y civil. En esencia, ambos son muy parecidos entre sí aunque cuentan con algunos puntos importantes que los diferencian.

Recurso de apelación civil

El recurso de apelación civil es un medio de impugnación ordinaria de carácter devolutivo que se encuentra regulado en el capítulo III del título IV de la Ley de enjuiciamiento civil.

Este puede producirse bajo dos alegatos: Procesal o de fondo. El primero está relacionado a los aspectos formales de la práctica del proceso judicial, mientras que el segundo hace referencia a los factores que influyen en el objeto de debate. La resolución de esta apelación la realiza el órgano inmediatamente superior al que realizó la impugnación.

Para interponer el recurso de apelación civil existe un plazo de 20 días tras producirse la resolución. Se presentará bajo un formulario escrito que debe ir firmado por un procurador y un abogado. Además, se debe citar la resolución a la que se está apelando así como el pronunciamiento que se impugna.

Es posible hacer la apelación tanto de la totalidad del pronunciamiento del tribunal como de solo una parte de este. En el segundo caso se debe especificar cuál o cuáles son esos a los que se recurre.

La contraparte del caso tendrá un plazo de 10 días para oponerse a la apelación alegando lo que considere oportuno. El nuevo tribunal tendrá un mes para hacer la revisión del caso y emitir la nueva resolución.

Recurso de apelación penal

El recurso de apelación penal es un recurso ordinario en donde se puede solicitar una revisión de las pruebas utilizadas así como la evaluación de las normas aplicadas, otorgándole así plena jurisdicción al tribunal que efectúa la resolución. Este recurso se encuentra regulado por los artículos 790 en adelante de la Ley de enjuiciamiento criminal, así como por el Título I del libro V del mismo cuerpo legal.

Al igual que el recurso de apelación civil, los alegatos deberán ser procesales o de fondo y la contraparte tiene 10 días para oponerse. Pero la sentencia deberá emitirse entre los 5 a 10 días tras iniciada la revisión del caso.

La mayor diferencia entre el recurso de apelación civil y el penal es que el segundo se encuentra dividido en dos tipos: Contra resoluciones interlocutorias y contra sentencias. El plazo para la apelación dependerá del tipo de procedimiento a realizar.

En el primero de los casos, contra resoluciones interlocutorias, el plazo será de 5 días tras ser notificada la resolución, mientras que para el segundo caso, contra sentencias, el plazo es de 10 días.

Recurso de apelación penal contra resoluciones interlocutorias

Para este recurso puede realizarse un procedimiento ordinario o uno abreviado. Para el primero, el escrito debe anunciar que se recurre a la decisión, sin motivaciones. El tribunal superior admitirá la resolución impugnada y se enviarán los autos que correspondan. Se dará un plazo para que se apersonen las partes interesadas y se realice una vista. Tras este paso se procederá a la revisión y se hará el dictamen de la resolución.

Para el segundo procedimiento, el abreviado, el escrito debe contener las motivaciones y se tienen que anexar los documentos necesarios que sirvan como pruebas. En este caso se trasladará a las partes para alegaciones en los siguientes 5 días de admitirse el escrito, sin embargo, no se celebrará la vista.

Recurso de apelación penal contra sentencias

No todas las sentencias penales pueden ser apeladas. Estas dependen de muchas variables, pero de darse el caso en que si sea posible impugnar a la sentencia, se debe presentar un escrito firmado por un procurador y un abogado en donde se expongan los motivos de la apelación así como las infracciones cometidas durante la audiencia que hacen posible la impugnación de la sentencia.

Existen tres tipos de infracciones con las que se puede alegar para introducir el recurso. La primera es el quebrantamiento de las normas procesales. La segunda es la infracción de la ley sustantiva. La tercera es un error en la apreciación de la prueba.

Ejemplos de un modelo de recurso de apelación

En cualquiera de los casos debe presentarse un escrito especificando los alegatos para introducir el recurso de apelación. A continuación compartimos dos ejemplos sencillos de escritos que se pueden usar como guía para utilizar este recurso.

Deja un comentario