¿Estás preparado para ser mediado ?

Salvador Madrid Fernandez

Ejerciendo la abogacía de forma libre e independiente, sin aspiraciones de riquezas.. persiguiendo un mundo mejor.

 

maxresdefault

 

 

Me preguntaba si habría que tener  ese espíritu, alguna sensación o sentimiento especial para ser mediado.  Desconocer la realidad se puede, no se si se debe,  se hace, se puede  amañar, desfigurar, aparentar, ser optimista, creyente, fanático, ilusionista, persistente, reiterativo, constante, infatigable, resiliente incluso …

La mediación en el mundo today no tiene un signo de trascendencia vital.. ni siquiera de trascendencia a secas.

En la cotidianeidad de las personas no está presente, ¿ o crees que sí? ¿ Se vive la mediación,  se practica ?

¿Y cuáles son esos factos reales ? :

La mediación legal de conflictos es intrascendente en la sociedad actual.

La mediación legal de conflictos ni siquiera es un desiderátum  perseguible  por los poderes fácticos.

La mediación legal de conflictos tiene escasa repercusión en el Poder Judicial, en ningún Poder, no se contempla  ni por los justiciables, ni adecuadamente por los juristas.

La mediación legal de conflictos se ha convertido, sigue convertida, en un postureo de titulares, con nula importancia en la vida cotidiana.

A pesar de que  sus abanderados, alaban los beneplácitos, beneficios, curaciones,  las  bendiciones de la mediación legal de conflictos, ni siquiera  ha merecido  el agradecimiento  del frescor de la brisa de verano. 

Los mediados no se dan por aludidos.. y ahí están los resultados estadísticos de acuerdos, ínfimos, irrisorios, aunque se vistan de gala y con castañuelas.   Y venga Congresos, y Ponencias de ilustrados,  y prepararse mas que un atleta a los Juegos olímpicos.. incluso acreditaciones a la excelencia… ya que no deja negocio, al menos negociemos entre nosotros.

A pesar de todo, la mediación legal de conflictos es buena, su receta es buena, sus principios activos son buenos… pero es que no es una medicina, ni los mediados son enfermos.. ¿ O sí.. porqué no va a servir el símil ?    Los anticuerpos del mediado, sus células no reaccionan a esos medicamentos, … ¿ o qué… ?., ¿ es culpa  del galeno, de sus medicamentos,  del enfermo que no se deja curar ?

La mediación legal de conflictos necesita imbuirse de un espíritu mediador. O estás o no estás, y si no estás.. no estás.

Convertir a las personas, corrientes y molientes, acostumbradas al litigio, a ser mediados, por si suena la flauta.. y darles un poder desconocido,  no practicado, en unas cuantas sesiones;  para que  se resuelva, ese y yo ,  lo que un juez resuelve, porque es juez con sus puñetas y sus oposiciones.. y que lo resuelve porque para eso es juez y está preparado, ¿ cómo yo, si no sé, si nunca supe ?

Y  en esa creencia las personas, en un momento se convierten en mediados, sin idea de lo que significa, por mucho discurso previo.. nunca asumido, nunca vivido, nunca experimentado.

Y creemos y esperamos que la sociedad esté preparada para solventar sus conflictos por sí misma, sin tener la vara de mando que la dirija, y si nunca lo ha hecho, ni siquiera deseado, ni aspira a ello.. porque la pacificación del mundo siempre se ha ganado con la guerra, y el que pacifica es el que gana sobre el perdedor.. fueron los discursos .

Y aspiramos y trabajamos por cambiar el paradigma, de forma aturrullada e impaciente.. y solos.. como el que da voces en un desierto de arenas.  Y seguimos los vientos de las lunas.. y en ese predicar seguimos.

La ley primero coacciona, luego se hace costumbre y penetra en las actitudes , la ley educa. Como al niño que se educa y hace suyo las normas elementales de convivencia. Los niños educados de hoy, podrán ser los mediados naturales del mañana, niños educados en la gestión alternativa del conflicto, diversa a la imposición, a la prepotencia, a la razón con la fuerza,  y al litigio como solución.

La normalidad hecha norma, la norma hecha normalidad.

Y unos cuantos años no son nada para dar trascendencia a nuevas ideas. Que los cambios de realidades no se ejecutan con la promulgación de una ley.. que  traspasar el cuerpo al espíritu tiene sus tiempos…

Ni siquiera el mediador de hoy  está preparado para ser un buen mediado.. ¿ o sí..?

 

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/castellon/mediacion-judicial-no-cuaja-logra-8-pactos-89-procesos_998558.html

 

Vísteme despacio que tengo prisa

Salvador Madrid Fernandez

Ejerciendo la abogacía de forma libre e independiente, sin aspiraciones de riquezas.. persiguiendo un mundo mejor.

sin prisasTodos hemos escuchado dicha frase, incluso puede que la hayamos empleado en alguna ocasión. El origen de la misma  se atribuye por unos a Napoleón Bonaparte, por otros a Fernando VII, el emperador romano Augusto  profirió “Apresúrate lentamente”.  Las prisas son malas consejeras, el refranero español tan rico y tan sabio.

Pues hablo de la instrucción de las causas penales, en este caso nuestros legisladores han entendido que  la aplicación del refrán no es procedente.. tanta  lentitud no es buena aunque se tenga prisa, y prevalece el derecho a un proceso sin dilaciones indebidas. Claro que la virtud siempre está en un término medio, en el equilibrio, ni las prisas son buenas, ni demasiada parsimonia.

En justicia las cosas son de otras formas, Aldo Moro, político y profesor de derecho penal sostenía que la justicia no tenía nunca que tener prisa. En sus propias palabras, “el equívoco enredo del ilícito perdura y debe de perdurar hasta cuando sin ninguna prisa y absoluta garantía de certeza, la situación no termine por aclararse”. (1)

A esto que se publica la  Ley 41/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para la agilización de la justicia penal y el fortalecimiento de las garantías procesales.(2).

La pretensión es disminuir en lo posible las dilaciones indebidas que a menudo se producen  en procesos penales,  y que a la postre justifican una atenuación de la pena a aplicar. El artículo 21º del Código Penal  establece como atenuación de la pena : “La dilación extraordinaria e indebida en la tramitación del procedimiento, siempre que no sea atribuible al propio inculpado y que no guarde proporción con la complejidad de la causa “. (3).

Las  víctimas son las que verdaderamente salen perjudicadas por las dilaciones, el victimario, aunque se dice que  le provoca una angustia, una incertidumbre, en realidad, se ve compensado  con una considerable rebaja de la pena que le corresponda, la víctima en cambio no  obtiene ningún beneficio.

El preámbulo de la precitada ley reseña en justificación que “… para la finalización de la instrucción, se sustituye el exiguo e inoperante plazo de un mes del artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal por plazos máximos realistas cuyo transcurso sí provoca consecuencias procesales. Se distinguen los asuntos sencillos de los complejos, correspondiendo su calificación inicial al órgano instructor.”

El artículo 324,  reseña:

«1. Las diligencias de instrucción se practicarán durante el plazo máximo de seis meses desde la fecha del auto de incoación del sumario o de las diligencias previas….

  1. Si la instrucción es declarada compleja el plazo de duración de la instrucción será de dieciocho meses, que el instructor de la causa podrá prorrogar por igual plazo o uno inferior a instancia del Ministerio Fiscal y previa audiencia de las partes. La solicitud de prórroga deberá presentarse por escrito, al menos, tres días antes de la expiración del plazo máximo…
  2. En ningún caso el mero transcurso de los plazos máximos fijados en este artículo dará lugar al archivo de las actuaciones si no concurren las circunstancias previstas en los artículos 637 o 641.»

Podemos volver a la máxima arriba reseñada, si las dilaciones excesivas e injustificadas atentan a la tutela judicial efectiva, también las prisas pretendidas no son buenas, sobre todo si no se implementan  más medios técnicos y humanos y hacen prácticamente ilusorio el cumplimiento de dichos plazos.  No obstante, en este sentido  la  Circular 5/2015, de 13 de noviembre, sobre los plazos máximos de la fase de instrucción de la Fiscalía General del Estado (4),  dice que “…    los límites temporales del art. 324 se aplican exclusivamente a las diligencias de instrucción, no afectando, por tanto, a las diligencias complementarias -salvo en lo que se ha indicado supra-, a las pruebas que puedan solicitarse en el escrito de acusación ni a las que puedan plantearse como cuestión previa al inicio del juicio ni, por supuesto, a la posibilidad de solicitar la sumaria instrucción suplementaria, según lo dispuesto en el art. 746.6º LECrim.”

Y además, las causas penales contempladas en la reforma, que estén incoadas con anterioridad al 6 de diciembre dispondrán todas ellas de un plazo de tramitación con fecha de vencimiento, en principio, 6 de junio de 2016, claro, salvo prórrogas y causas dictaminadas complejas… A partir de dicho plazo, seguramente se solicitarán por  muchos letrados la apertura de la fase intermedia y del juicio oral, o simplemente el sobreseimiento por falta de pruebas de muchos procedimientos que se vienen tramitando como diligencias previas. El caos procesal se solventará de la mejor forma que sea posible, y con la pasividad acostumbrada  del Órgano ejecutivo correspondiente.

Hay que hacer notar al justiciable que la reforma de la ley procesal se refiere al periodo de instrucción, que es una cosa, y la fase de juicio oral y celebración de la vista oral que es otra. De tal manera que actualmente los juzgados de lo Penal están también saturados, sus agendas de señalamientos están llenas, y demasiados procedimientos abreviados duermen en sus estanterías a la espera de  que se celebren sus vistas.

Quizás las excesivas dilaciones del pasado se eliminen en algún sentido, pero lo que es seguro, al menos  hasta que no se implementen más medios humanos y técnicos, es que muchos procedimientos  de diligencias previas no se van a juzgar en  periodos cortos de  seis o dieciocho meses, ni aun con prórrogas. En todo caso las estimadas dilaciones indebidas seguirán constituyendo una causa   invocable de atenuación de la pena que favorece al acusado-condenado.

La intención de la reforma es buena, pero con buenas intenciones no es suficiente, una ley sin dotación presupuestaria se queda en mero desiderátum.

En las medidas de agilización procesal se refiere  también al Decreto de conformidad del Fiscal  para delitos menores, (art.803 bis a.-1º.- Que el delito esté castigado con pena de multa o de trabajos en beneficio de la comunidad o con pena de prisión que no exceda de un año y que pueda ser suspendida de conformidad con lo dispuesto en el artículo 80 del Código Penal, con o sin privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores), es un monitorio penal que pretende de una forma rápida resoluciones  de condena por conformidad anticipadas, y que el Fiscal remite al Juzgado de Instrucción para que se notifique al investigado, con la propuesta de reducción del tercio de la pena que corresponda al delito cometido.

Una variante del art. 800 de la L.E.Criminal referente a las diligencias urgentes en el Juzgado de Guardia, que quizás se deba estimar innecesaria por redundante, y que además no va a contribuir en gran medida a la  disminución ágil de procedimientos penales, dado que se establece para una reducida tipología delictiva.

En cualquier caso, nada se dice sobre derechos de la víctima, nada sobre criterios de justicia restaurativa y su instrumento de mediación penal, porque  el legislador, en definitiva solo se ha visto obligado a regular el Estatuto de la Víctima, sin más aditamentos.

Se instruya sin prisas, pero sin pausas, es lo más sensato, y se juzguen en periodos cortos las causas instruidas, sobre ello nada se legisla y se precisan más medios, porque el afán de legislar es baldío si solo permanecen en los textos las intenciones.

NOTAS

(1).-“Un estudio desde el punto de vista del reo y de la víctima del delito” Por José Vicente Rubio Eire. El Derecho, 21.01.2014.

(2).-Publicado en: «BOE» núm. 239, de 6 de octubre de 2015

(3).-Circunstancia 6.ª del artículo 21 introducida en su actual redacción por el apartado primero del artículo único de la L.O. 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la L.O. 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal («B.O.E.» 23 junio).

(4).-CIRCULAR 5/2015,  sobre los plazos máximos de la fase de Instrucción.

Entrevista con Begoña Echezarreta: Emprendiendo la mediación

Promovemos la concordia

De nuestro paso por el Primer Congreso Nacional de Mediación y Comunicación en Santander, los pasados días 25 a 27 de febrero, publicamos la entrevista que amablemente nos ofreció su Directora Académica Begoña Echezarreta Puente.

Mujer emprendedora, por definición, no en balde pertenece a la directiva de la Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria, lleva por bandera el conocimiento y la difusión de la mediación en conflictos.

Estará presente de nuevo como ponente en la II edición del Congreso “ El Activismo Digital para mediadores y profesionales multidisciplinares” que se celebrará en Granada los próximos días 10 y 11 de junio dónde los asistentes podrán disfrutar de su amena charla y profundos conocimientos.

Iniciamos con esta, la primera de una serie de entrevistas que iremos ofreciendo en lo sucesivo.

Son fruto de nuestro trabajo conjunto y por eso aparecerán con la autoría colectiva del equipo adcordis.

******************

Santander, una mañana soleada con el nordeste de marco, nos reunimos en un hotel de la Playa de El Sardinero, con Begoña Echezarreta Puente y comenzamos la entrevista en un clima distendido.

Begoña Echezarreta es Consultora en Resolución de Conflictos y Diseño de Estrategias Colaborativas. Mediadora y Fundadora de la Consultoría Soluciona en Santander (Cantabria). Máster en Comunicación Digital por La Universidad de Cantabria (UC) y el Centro Avanzado de Comunicación “Eulalio Ferrer” en México.

Ad Cordis (A.C): ¿Cuáles fueron tus primeros contactos con la resolución de conflictos por vías no contenciosas, Begoña?

Begoña Echezarreta (B.E): Tienen que ver con mi vida personal, yo me separo de mi pareja en el año 93, con dos hijas, y aunque fue de mutuo acuerdo, me pareció horrible todo el papeleo, todas las veces que fui donde mi abogado, y me imagino que él iría también muchas veces donde el suyo.

Me pareció espantoso, y que era una de las cosas que no funcionaban, porque tengo la sensación de que la justicia no funciona, y no por los profesionales.

Después de eso, fui a una charla que hubo en Madrid sobre Mediación, fue una charla de hora y media con preguntas, y pensé que era otra forma de vida y ahí se quedó. Años después, en la Universidad de Cantabria comenzaron con el curso de experto en mediación familiar, lo tenía en la cabeza, se encontraba dentro mis inquietudes, y estaba en mi ciudad, así que comencé a hacer el primer curso de experto universitario en mediación familiar.

Esto era aproximadamente por el 2003, y a continuación fue la puesta en marcha del primer Master en Gestión y Resolución de conflictos, de una forma más amplia y en todos los ámbitos, incluida la sanitaria, que era novedad en España; a partir de ese momento cambia mi forma de pensar, y se puede decir que lo incorporé a mi desarrollo de vida, la mediación.

Todo viene rodado porque formamos la primera asociación de mediadores profesionales que hubo en Cantabria, que se llamaba Mediare, y empezamos a dar pasitos y explicar que la mediación no era meditación, porque las personas preguntaban, ¿estás haciendo qué, meditación?, incluso entre tu propia familia, ¿y eso para que vale? ,y los abogados me decían ¡esto es lo que hemos hecho los abogados toda la vida!

-A.C: La Asociación profesional que has comentado, Mediare, ¿qué fue de ella?

-B.E: Está durmiendo, yo comencé el desarrollo profesional de la mediación por otros lugares y de otras formas, y esa asociación no se desarrolló. El asociacionismo es bueno si y solo si, se trabaja en ello, porque si no, las asociaciones no perduran, ni se reproducen como esporas, hay que trabajarlas y decidí hacerlo de otra manera. Emprender.

-A.C: Y enlazando con lo que has comentado ¿Desde cuándo te encuentras trabajando de modo profesional en la mediación y que te hizo aventurarte en este mundo?

-B.E: Una vez que terminó mi relación con el asociacionismo, en mi vida profesional tuve la oportunidad de asesorar al Alcalde del tercer municipio de Cantabria, Camargo, en varios ámbitos.

Y como ya había incorporado a mi vida la mediación, porque Begoña Echezarreta por donde pasa y puede, habla de la mediación, y si tiene influencia, influye para que esta se desarrolle, eso es lo que pretendí cuando llegué al Ayuntamiento de Camargo.

La gran suerte de dar con un Alcalde listo e inteligente, que practicaba la escucha activa y que me escuchó cuando le dije, ¡Ángel, hay que poner un servicio de mediación y resolución de conflictos para mejorar la calidad de la vida de la gente! Me dijo, ¡Para adelante!.. ¿Cuánto vale esto?.. ¡Que no tenemos dinero!.. En ese momento estaba el “Plan E de Zapatero” y yo tenía que estar pendiente de todos los boletines y de las ayudas de España y Europa, para ver por dónde podíamos sacar dinero. Al leer esa Ley ví, que aparte de hacer obras en las ciudades y los pueblos, había un capítulo de desarrollo social y preparé el proyecto para esa parte social. Tengo que decir que cuando lo defendí ante la Junta de Gobierno, recibí palmaditas en el hombro ¡que tengas suerte! y nadie daba “ni media perra” en que ese proyecto lo fueran a estimar.

No fue así, nos dieron un dinero y no solamente creamos el servicio de mediación, sino que creamos el primer centro de atención a las familias que se ponía en marcha en Cantabria y que constaba de varios servicios, entre ellos la mediación; también estaba acompañado de un punto de encuentro, un centro de día de atención a menores y un punto de orientación familiar, atendido todo ello por profesionales, eran diez las personas que se contrataron y fue un éxito. De repente el municipio de Camargo se vio en los medios de comunicación, y exponiendo el proyecto, por ejemplo, en el Cuarto Congreso de Conflictología UOC, explicando que habíamos hecho y cuáles eran los motivos del éxito.

Todos eran profesionales formados, era la primera vez que se creaba este servicio en Cantabria, e influí para que eso luego se mantuviera de una forma más tímida, con menos horas de desarrollo, pero además se crearon servicios en otros ayuntamientos, como Reinosa y Castro, y así se ha ido abriendo boca en Cantabria.

También participé en la elaboración de la Ley de Mediación en asuntos civiles y mercantiles de mi Comunidad autónoma, a petición de la Dirección General de Justicia, y de hecho, se nombra a la asociación en el desarrollo de la ley, hicimos nuestras aportaciones porque era importante en aquellos momentos hacer una nueva ley y creo que así salió, es una ley muy completa y la tenemos desde el año 2011.

Esa parte política termina en mi vida y vuelvo a mi plaza de funcionaria del Gobierno de Cantabria y yo pensé, ¡con todo lo que sabes, lo que has hecho y te gusta la mediación! ¿ahora qué vas a hacer?.. Y ahí nace, en 2011, Soluciona.

La consultoría que empezamos a poner en marcha, es un despacho multidisciplinar, donde hay también dos economistas, una graduada social, un abogado y una abogada mediadora que comedia conmigo. Recientemente hemos incorporado una profesional de la imagen y creatividad, y un informático.

Creo que en la actualidad hay que confluir sinergias profesionales, de una forma individual en este mundo en general, y en el de la mediación en particular, no se va a llegar a nada sin confluir sinergias; significa que mi compañera y yo tenemos que hacer preguntas muy a menudo a un economista, y este puede pasarnos un caso y nosotras también a él, esto siempre es positivo, aprovechar confluencias con otros despachos y con otros profesionales, creo que no multiplica por dos, es como una potencia, como ocurre con las redes donde las noticias se multiplican.

-A.C: Entonces, ¿tú eres defensora de la comediación?, ¿crees que no se puede ir en solitario?

-B.E: Se puede ir, claro que se puede mediar en solitario, pero yo creo que, hay un refrán que dice, “siempre ven más cuatro ojos que dos”. Lo que mi compañera ve, igual yo coincido y lo veo, pero yo estoy más pendiente de otras cosas, por ejemplo a mí la comunicación no verbal me indica muchísimas cosas. Sin embargo, mi compañera hace unas preguntas que nunca hago yo; es entonces cuándo sacamos mucha más información de dónde está ese nudo del conflicto, de ahí el logo de Soluciona, el ojo; porque al final no vamos a pensar que somos médicos, pero sí tenemos que diagnosticar donde esta el nudo en ese conflicto entre dos empresas, dos personas, y que con nuestras técnicas, hay que deshacer.

Yo pienso que siempre acompaña y ayuda el realizar comediación. ¿Una mediación que está hecha solamente por un profesional está mal hecha?, por supuesto que no, pero creo que es mucho mejor y más rica la comediación, y eso no significa que un profesional solo no lo haga perfecto, pero yo defiendo la comediación.

-A.C: Más recientemente, nos vamos al Congreso celebrado en Santander, allí hablé con alguien que me dijo que se había introducido en el ámbito de la mediación al conocerte ¿qué crees que descubrió para convencerse de que la mediación es una buena vía en la resolución de conflictos? ¿Qué vio en ti?

-B.E: Yo creo que el entusiasmo, cuando tú crees en algo, lo defiendes de una forma pasional y a veces con vehemencia, eso nos pasa siempre. No deja de ser marketing, si nos presentan un producto, y resulta que te lo están vendiendo perfectamente, pues al final lo acabas comprando, si además esto influye en la vida de la gente, si ves las bondades y ventajas, si ves que el sistema judicial funciona como funciona, si ves que los costos personales de un contencioso son terribles y tremendos, y si además te están diciendo, ¡oiga Vd., esto lo puede solucionar en meses, y no tiene que estar años. Dicho esto de otra manera, ¿Qué aporta la mediación?, ventajas, solo tiene ventajas, porque aunque no haya un acuerdo total, lo hay parcial y eso ya avanza mucho, y si las personas acaban en los juzgados van de otra manera, porque han hablado mucho y se ha suavizado. Yo creo que mucho depende de que actitud tomes ante la mediación, a mí me parece una herramienta que no es nueva, que ya hace muchos años que se practica fuera de nuestro país. En España podemos decir que llevamos poco tiempo utilizando Mediación, y los agentes electorales de la mediación somos los profesionales; hay que vender la mediación con mucha profesionalidad, y esta última, me parece fundamental puesto que aquí es un producto nuevo y hay que hacerlo muy bien para que la gente confíe.

También es importante el paraguas de las administraciones, porque no es lo mismo que hable Begoña Echezarreta de la mediación a que lo diga un juez o un magistrado, eso es como la conexión de lo correcto en las personas en una Sociedad Democrática, y en un Estado de Derecho; directamente lo que dice un juez lo asumes como bueno, y eso nos va a ayudar muchísimo, concretamente en Cantabria vamos lentos y con cierto retraso con respecto a otras provincias, pero sé que este Gobierno va a dar el impulso necesario, con una mediación intrajudicial por ejemplo. Esto va a dar lugar a escalar otros peldaños. Ahí ya tendríamos el paraguas de jueces, magistrados, fiscales, operadores jurídicos, y lógicamente habrá una mediación pública y habrá una mediación privada, como es mi caso.

Begoña Echezarreta, Directora académica del I Congreso Nacional de Mediación y Comunicación

Begoña Echezarreta en la jornada inaugural del I Congreso Nacional de Mediación y Comunicación Digital, Santander, 25 de Febrero de 2.016

-A.C: Centrándonos en el Primer Congreso Nacional de Mediación y Comunicación del cual eras Directora Académica, celebrado el 25,26 y 27 de febrero en el Palacio de la Magdalena, que ha sido un evento muy importante, ¿Podrías hablarnos de él?.

-B.E: Es cierto que el resumen podría ser que ha sido un éxito, ¿por qué?, las ponencias fueron importantísimas e interesantísimas, es de agradecer que hayan venido profesionales de Monterrey, de la República Checa y de otros puntos de fuera de España, de otras comunidades, eso significa que todo lo que hoy sea en red, se triplica, es algo imparable.

¿Por qué surge este Congreso?, en realidad surge en la red, una empresa se pone en contacto con Soluciona y dice ¿Por qué no podríamos hacer un congreso en Santander?, ¿sobre qué?, y ahí se cuaja un compromiso para desarrollar el Primer Congreso Nacional de Mediación y Comunicación Digital, ¿y por qué con ese nombre?, pues porque el mundo ha cambiado y yo creo que la revolución digital, después de la revolución de la imprenta, es lo más importante que está ocurriendo en el Mundo, que lo va a cambiar y lo está cambiando ¡Ha cambiado el Mundo!.

Nos comunicamos ya de otra manera, todavía seguimos tomando un café, pero muchas veces es un “tweet”, es un “post” en Facebook, te enteras de la otra persona así, o surge un congreso como este a través de una red. Por lo tanto los mediadores tenemos que estar listos y rápidos ante esta nueva forma de comunicarse y que también origina conflictos, y por supuesto, estamos preparados para ello. Luego, un nuevo nicho de oportunidades para un servicio como puede ser el de la mediación, donde va a haber y hay conflictos que directamente afectan a las marcas de las empresas que no se pueden permitir un “community manager”. Normalmente en una gran empresa su departamento de comunicación tiene un administrador de redes que sabe lo que tiene que contestar, con que frase y demás, pero yo pienso que hasta en la formación de los profesionales de redes, los mediadores tenemos mucho que enseñar, desde escucha activa, desde la resiliencia, no existe un código deontológico, esto es un océano que de momento no tiene puertas ni orden. Creo que la comunicación hay que ordenarla, porque si no trae el conflicto, y por lo tanto yo veo unas expectativas profesionales para las personas formadas en la resolución de conflictos terribles, para los despachos de mediación y para las empresas también, porque una empresa no se puede permitir el lujo de un mal comentario en una red. Hoy cuando vamos de viaje consultamos y vemos si las habitaciones están limpias o no, si regresamos del viaje y hacemos un mal comentario de ese hotel, puede no solo dañar su reputación, sino hacerle perder clientes. Las empresas están para ganar dinero, luego nosotros podemos ayudar, de ahí el Congreso de Mediación y Comunicación Digital.

-A.C: ¿Qué conclusiones podrías extraer del congreso?

-B.E: La conclusión está un poco enlazada con lo que he dicho anteriormente, hay que estar en la revolución digital, no nos podemos quedar fuera, no importa la edad, yo soy una analógica digital, por edad no pertenezco a la tablet, y me he tenido que incorporar a todo esto, que creo aporta un valor a las empresas, aportan celeridad, proximidad, inmediatez; lo digo desde el punto de vista empresarial, y desde el punto de vista personal surgen situaciones, como la de celebrar un congreso en Santander, que se llama “Activismo digital mediación y comunicación”. La Mediación es comunicación , los mediadores somos facilitadores de la comunicación, también podemos facilitar la comunicación en la red perfectamente.

El mundo va a grandes velocidades y el océano de Internet es amplísimo, tenemos que vivir y convivir en ese mundo o decidir quedarnos en la cueva, que también es otra opción, pero las capacidades de relación son mínimas. Sin embargo en las distintas redes tienes muchas posibilidades y oportunidades de negocio, que puedes aprovechar o simplemente puedes pensar que de este congreso ha salido otro, una semillita ya hemos plantado. Es un poco lo que pretendo, no de forma gratuita, porque Soluciona está también para ganar dinero, y la bondad de los mediadores de la gratuidad pues es algo que no comparto y lo quiero dejar claro. Flaco favor estamos haciendo a la Mediación si la ejercemos de forma gratuita, directamente la estamos metiendo en el cajón de hermana pobre de la Justicia, y no es así.

Personalmente, si he contribuido a abrir el primer servicio de mediación en Cantabria y que hoy mismo sean cuatro ayuntamientos los que tienen un trocito de esa mediación, me llena de orgullo, y con idéntica intensidad, ya tenemos el segundo congreso en Granada a la vista, de un congreso sale otro, y eso enriquece a toda la Mediación en general.

-A.C: ¿Piensas que en la ADR no está extendido el uso de medios electrónicos?

-B.E: No está extendido, claro que no, y es que falta mucha difusión, pero los mediadores sé que nos empeñamos en ello, y me vienen a la cabeza muchos profesionales virtuales de España que conozco, algunos también de una forma offline. Hacemos una labor diaria de difusión, de convencer, de extender, aunque insisto de nuevo, esto está incluido dentro del plan de modernización de la Justicia que termina en el 2016. Necesitamos el apoyo de la Administración de Justicia, sobre todo, para enseñar a la ciudadanía que la mediación es Justicia, exactamente igual que cuándo obtenemos una sentencia judicial. Simplemente, el camino es distinto, uno es más corto, más ventajoso, más barato, y el otro es más confrontación, mas adversarial, más costoso emocional y económicamente, la gente no demanda la mediación o el arbitraje porque no lo conoce, y está por descubrir.

-A.C: ¿Entonces, crees que desde la Administración de Justicia es, principalmente, de donde tenían que salir las medidas para que los ciudadanos conozcan las ADR, en este caso la mediación?

-B.E: Si, es un poco hacer pandilla, y los mediadores podemos hacer muchísimo y de hecho yo creo… ahora se me vienen a la cabeza muchos despachos de mediación y muchos profesionales que sé que lo hacen de una forma correcta y bien, y cuando hay un congreso nos juntamos, y da igual el lugar de encuentro. Cada vez hay más gente formada, y como en todas las profesiones, unos llegarán y otros se quedarán en el camino. Se puede tener el título y el cartel en la puerta de Mediación, y no saber mediar.

Me acuerdo en el 2008, era una sensación de orfandad en mi tierra, bueno, pues en este Congreso de Santander he conocido a gente de esta ciudad, ¡que gusto! Ahora bien, la Administración de Justicia en fundamental, porque es la que le va a dar el traje del reconocimiento, y considerar a la Mediación como otra forma de Justicia, pero igual de legal.

Congreso Nacional de Mediación y Comunicación Digital, Santander 25-27 Febrero 2.016

El activismo digital de la mediación

-A.C: Y terminando, hemos hablado de lo que se necesitaría para que los ciudadanos conozcan la mediación, pero con respecto a los operadores en conflictos, mediadores y personas relacionadas, ¿qué crees que necesitan ver o percibir para tener claro el futuro que nos puede deparar la era digital en este ámbito? ¿Qué es lo que no ven para adentrarse en las ODR?

-B.E: Quien no vea que la era digital está aquí, y que hay que estar en ella, y no lo practique a nivel personal, y no tenga sus redes, difícilmente va a ver que su empresa también lo necesita.

Estar en las redes es una militancia, ya sabemos que hay que militar de una manera, a qué hora hay que poner los post, qué es transmedia, qué ventajas hay ahora mismo en toda la economía digital. Todo esto, o lo conoces personalmente o te formas en ello. y comprobarás lo que te va a complementar como empresa.

A veces la gente va a un curso de twitter, allí se entera de que hay más redes y de cómo tiene que interactuar. Hoy nuestros hijos son digitales, no es igual que cuando nosotros éramos pequeños, pasarán unos años donde ya no habrá que hablar de ello, no sé si lo veremos.

-A.C: Además, yo estuve en el Congreso y me di cuenta de que había compañeras y compañeros mediadores, o que se estaban iniciando en la mediación y fue su punto de encuentro con la era digital, con las ODR. Porque “face to face” es lo que ellos conocían, y tenían como un poco lejano, un futurible, utilizar los medios electrónicos, mi sensación fue esa, que tuvieron su primer encuentro con ellas ¿a ti te pareció lo mismo?

-B.E: Yo creo que ellos lo utilizan porque son más digitales, se han incorporado primero y lo utilizan en sus perfiles personales. Lo que descubrieron en el Congreso es esto, mañana abro mi despacho, y yo lo voy a extrapolar porque tiene muchas ventajas, como despacho, como marca, como nicho de empleo, como búsqueda de clientes, etc. El Congreso lo abrí con una frase, ¡ Este Congreso se celebra y se convoca, porque conocemos a Mass Media en la red, y pongo cara al director de Mass Media, Juan Pérez, dos días antes de la celebración del Congreso!

Luego se pueden generar oportunidades de negocio, no necesitamos desplazarnos a Córdoba para conocernos ni nada de aquello que hemos practicado nosotros toda la vida, quedamos en Madrid a medio camino y hacemos la reunión, cogemos el tren, el avión, ya no, se puede mediar “on line”. Existen plataformas virtuales, por ejemplo Soluciona está en ese proceso de transformación, ¿por qué no?.., tener la plataforma donde entres a tu salón virtual, y si por ejemplo, se está separando una pareja, y uno está en Londres, ¿no se puede hacer una mediación?, perfectamente. Le darás al cliente su sitio, quedarás a una hora; el mediador llegará a ordenar de nuevo esa hora y media como si lo hiciese presencialmente, se ofrecerá comodidad y rapidez. Lo que si hay que aprender es a no estar de cualquier forma en las redes, eso también afecta a la marca de una empresa o de una persona.

Todo eso está por aprender, por difundir y yo creo que no podemos hablar de futuro, este es el presente y además nos ha arrollado.

Éramos analógicos y ahora nos hemos convertido en digitales, eso quiere decir que cuando lo hemos hecho algunas personas, lo pueden hacer muchísimas más.

-A.C: Y como cierre Begoña, ¿qué mensaje mandarías a los que va a leer esta entrevista?

-B.E: Que me encanta hablar de mediación, difundirla, generar espacios de mediación para mediadores, para los que están ahora acabando un master, o los que hace años que lo han terminado. Desde luego mi compromiso es que donde pueda influir para abrir otro trocito de mediación para más gente, yo voy a estar ahí, Mi compromiso también por velar por la calidad del ejercicio de esta profesión, y en ello nos encontramos todo el equipo de Soluciona.

Finalizamos la entrevista con la misma calidez que a su inicio, y ¡sí¡ hemos percibido que Begoña Echezarreta transmite y comunica su entusiasmo cuando habla de este tema, la RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS por vías no contenciosas.

**************

Begoña Echezarreta Puente. Consultora en Resolución de Conflictos y Diseño de Estrategias Colaborativas. Mediadora y Fundadora de la Consultoría Soluciona en Santander (Cantabria). Máster en Comunicación Digital por La Universidad de Cantabria (UC) y Centro Avanzado de Comunicación “Eulalio Ferrer” en México. Vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria… y  por encima de cualquier otra consideración, una excelente compañera que sólo con su valor y por su valía se ha ganado un lugar destacado en este difícil mundo.

« Older posts

© 2016 ad cordis-odr

Theme by Anders NorenUp ↑

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de las cookies. Más información.